Archivo de la categoría: Reflexiones

Richard Stallman dixit:


No tengo ningún problema con alguien que usa su talento para ser exitoso, simplemente no pienso que el mayor objetivo sea el éxito. Cosas como la libertad y la expansión del conocimiento están por encima del éxito, por encima de lo personal. El éxito personal no está mal, pero está limitado en importancia, y una vez tienes suficiente éxito es una verguenza seguir luchando por eso, en lugar de por la verdad, la belleza o la justicia.

Android, las empresas y el software libre


A raíz de la discusión que se formó en los comentarios de este artículo, y de esta noticia, en la que Richard Stallman dice que Android no es todo lo bueno que debería me gustaría exponer mi opinión sobre la relación de las empresas con el software libre. Recomiendo leer la noticia completa que enlazo, porque voy a hilar a partir de ahí, pero en resumidas cuentas, copio y pego aquí lo importante:

Richard (Stallman) argumenta que esta no obligatoriedad de mostrar modificaciones de Android, ya sean hechas por Google o por otras compañías, puede hacer más mal que bien en el entorno del software libre, algo que es completamente distinto del significado de software libre que defiende Stallman, alegando que Google podría estar aprovechando para ganar mercado y posicionamiento para tras ello cerrar el acceso total al mismo.

A ver, yo no he trabajado en el MIT, como sí ha hecho él, pero yo veo el fallo en otra parte, no en Android. Antes de entrar a la parte técnica de por qué discrepo con Stallman (como casi siempre), hay que introducir Android.

Lee el resto de esta entrada

El caso Android


Aunque muchas veces se usa el sistema operativo Android como modelo de Software Libre que ha triunfado, hay gente que cuestiona que realmente se trate de Software Libre.

Las dudas comenzaron a raíz de la carta de Cese y Desista que Google envió a Cyanogen, el desarrollador inicial de un prolífico proyecto que busca llevar las últimas características en Android a todos los teléfonos, y dejar de depender del operador/fabricante para que esto ocurra, todo basado en un proyecto de Software Libre aprovechando que el sistema operativo de Google sigue esta filosofía.
Entonces, ¿por qué esta amenaza de Google? Aunque Android es SL, muchas de las aplicaciones que suelen venir preinstaladas y forman la “experiencia Android” no lo son. Aplicaciones como el Android Market, Google Maps, Google Search, Google Voice Search y otras, que en algunos casos definen a un teléfono Android, no pueden ser difundidas sin el permiso de Google.
Aún así, el sistema operativo sí que es libre.

La otra duda que surge respecto a la libertad del androide verde cuestiona el proceso de desarrollo del producto. Cualquier proyecto de software libre que se precie tiene una gran dependencia de la comunidad que lo mantiene y mejora, y ahí radica su fuerza. En cambio, Google mantiene un desarrollo completamente cerrado hasta que considera que ha llegado el momento de liberar el código. Casos como el del Motorola Xoom, que salió al mercado con Android Honeycomb (3.0) y el código fuente aún no había sido publicado, aunque unas semanas después se publicó. También sucede que Google comparte el código con ciertas empresas (Motorola, Intel…) antes de liberarlo como estrategia de mercado. ¿De verdad lo podemos considerar software libre si una empresa controla su desarrollo al 100% aunque después libere su trabajo?

Ya en un aspecto más técnico surgen dudas que cuestionan el trasfondo ético del proyecto Android. Por ejemplo, todos sabemos que Android está basado en GNU/Linux, pero en realidad no usa el kernel del proyecto Linux, sino que Google coge el código del kernel cuando le viene bien y lo modifica a su gusto, creando su propia versión y un proyecto diferente al de la Fundación Linux. Aunque esta práctica es perfectamente legal, no es difícil pensar que esto generará menos apoyo de Google al kernel.

El último problema que se me ocurre, porque seguro que alguien sabe más, es un problema que también comparten otros proyectos de Software Libre enfocados a generar un beneficio económico, como son Google Chrome (que no Chromium) y Ubuntu entre otros. Los productos finales no son libres 100% al contener componentes privativos o componentes de código abierto y no libre que pueden ser incluídos gracias a colaboraciones con otras empresas, lo que hace al proyecto dependiente de esas empresas.

En este artículo no quiero exponer mi opinión. En cambio, me gustaría conocer la vuestra. ¿Qué pensáis de todo esto? ¿Un mal necesario? ¿No hay ningún problema? Se abre el debate.

¿Por qué software libre?


Admito que no todo el software libre es el mejor en su categoría. Es decir, un software no es el mejor por ser software libre, pero aún así, yo, y otros millones de personas, seguimos eligiendo software libre.

Cuando elijo software libre, lo hago de forma meditada, no lo hago pensando en que sea gratuito, es más, ese hecho es irrelevante en mi decisión.

Cuando elijo software libre antes que software privativo, lo hago pensando en el futuro.

Software libre es garantía de que todo el esfuerzo invertido en crear un trabajo de software podrá ser reutilizado un sinnúmero de veces y nunca se perderá.

El software libre hace real la idea de que el valor de una cosa es más importante que su precio. Al disponer del código fuente y de la oportunidad de reutilizarlo, el valor del software siempre aumentará y el software siempre evolucionará a mejor.

El ecosistema del software libre permite que cualquier persona interesada pueda trabajar en cualquier proyecto de software que le motive, ganando experiencia y habilidad a cambio de donar su trabajo a todo el mundo.

En resumen, si apoyas el software libre no apoyas a un grupo de personas concreto, no apoyas a una empresa, no apoyas a un grupo de fanáticos o talibanes. Nos apoyas a todas y cada una de las personas que usamos o usaremos un dispositivo electrónico, directa o indirectamente. Quién sabe en qué se usará la tecnología de software libre que estás usando ahora mismo en un futuro. Las posibilidades son infinitas.

Así que en resumen: la próxima vez que tengas que elegir cualquier software, desde el sistema operativo hasta el navegador, piensa un poco más allá. Quizás de tu apoyo dependa la evolución de la tecnología.

No hay dinero para ciencia


Como todos los días, me he conectado y he revisado el correo. Tras eso, me he puesto a leer mis blogs habituales: Pillate un Linux, Per ardua ad Astra, La ciencia y sus demonios, Amazings

En este último, he encontrado un muy interesante artículo sobre la financiación a la investigación en ciencia. El artículo en cuestión es éste.

Por si alguien no lo quiere leer, hago un resumen rápido. En él, se compara el presupuesto de la liga de fútbol española con el presupuesto para Roscosmos. En él, se ve cómo Roscosmos gana por poco. Así que, piensan en compararlo con las ayudas a la banca por la crisis. Agarraos a algo, que os va a hacer falta:

Lee el resto de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 86 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: